Formación feminista, la clave del empoderamiento

Formación feminista

Formación feminista, la clave del empoderamiento

Creo que no descubro nada nuevo si os digo que soy feminista. Aunque hay quien todavía me envía mensajes reprochándomelo. "Esto no es un blog de igualdad -me dicen-, es un blog de feminismo". 
  • ¿Acaso podría haber igualdad y/o equidad sin feminismo? 
  • ¿Se podría haber recuperado la genealogía de las mujeres sin feminismo?
  • ¿Podríamos disfrutar de la menor libertad sin feminismo? 
  • ¿Por qué tenemos que renunciar a llamarnos feministas para no molestar a quienes no hacen sino retrasar la llegada de la igualdad?

¿Por qué formación feminista?

Saber quiénes somos y de dónde venimos más allá de los mandatos del sistema es muy difícil. Enfrentarte a las contradicciones que genera rebelarte al patriarcado dentro y fuera de ti es una fuente inagotable de satisfacciones, sí, pero también de dudas, miedos, inseguridades. Las resistencias patriarcales a nuestros avances nos desgastan.
Para trabajar contra las resistencias externas el movimiento feminista nos da múltiples herramientas. La construcción teórica de los mil y un feminismos es ingente y siempre está ahí, alzándonos en brazos de gigantas para ponernos en un lugar privilegiado de observación y análisis.
Sin embargo, ay compañeras, trabajar contra el patriarca interior es muy difícil. Y es solitario. Y todos los "deber ser" del patriarcado se trasladan como por arte de birlibirloque al activismo y nuestras fuerzas son cada vez menores. Y las resistencias patriarcales de quienes consideramos más cercanas duelen cada vez más. Y no queremos traicionar al feminismo criticándolo pero... vemos fallos. O cosas que nos disgustan. O actitudes que nos devastan. Y callamos.

¿Por qué empoderamiento?

Y no es el silencio donde crecemos. Y no es en el asentimiento donde crecemos. Y no es entre quienes piensan igual donde más crecemos.
El crecimiento, la conciencia de quiénes somos y qué nos limita. El debate y el concedernos la autoridad para ser disidentes es lo que nos empodera.
Cuidarnos en la diferencia y no solo en la identidad (o el reconocimiento) es lo que nos hace poderosas. 
Ese es el poder que queremos. El poder que nos permite ser primero y hacer después. EL poder para crear y no para imponer. El poder de cuidarnos y reconocernos. El poder de reconocernos el poder y definirlo.
Este es el poder que nos deseo, y espero que este sea el germen del espacio para una tribu poderosa. Una tribu de disidentes, una tribu de mujeres que creen que si una quiere, entre todas podemos.
Si crees que un espacio así te interesa, únete a nuestro webinar. Estamos sentando las bases de otra forma de ser activista. De un nuevo modo de crear conciencia. De trabajar desde la proactividad y no desde la reacción al sistema. No siempre luchar batallas es la forma de ganar guerras.

  • La visión feminista te genera contradicciones personales
  • Te sientes sola en tu construcción personal como feminista
  • Detectas que, en ocasiones, te castigas innecesariamente por no ser "perfecta"
  • Quieres encontrar un espacio de autocuidado donde exponer tus miedos sin ser juzgada
  • Imaginas otra forma de ser y estar en el mundo pero no tienes muy clara cuál ni si alguien la comparte
  • No eres feminista ni quieres serlo
  • Te consideras completamente empoderada
  • Estás satisfecha con tus actitudes personales y vitales y no quieres modificarlas
  • Tu desarrollo personal es completo
Si tú quieres no tienes que hacerlo sola, juntas podemos. ¡Ven! 

Por cierto, si se trata de ser cuantas más mejor, no olvides compartir el post y comentar ¡me encantará saber de ti!

Si quieres asistir al webinar, pincha aquí o recibe toda la info en tu mail.


María S. Martín Barranco
@generoenaccion


Comentarios